Mexico

Fostera

Fostera


CONOCE MÁS

El Complejo Respiratorio Porcino (CRP) es un proceso patológico multifactorial donde interactúan activamente el medio ambiente, las instalaciones, la alimentación, las practicas de manejo y los agentes etiológicos que pueden ser primarios o secundarios; repercutiendo negativamente en la integridad y fisiología del tracto respiratorio en los cerdos. Afecta a individuos de todas las edades con tasas de morbilidad y mortalidad variables, causando grandes pérdidas económicas a la industria porcina. Además de los daños directos por efecto del aumento en la mortalidad, existen daños indirectos tales como la ineficiencia alimenticia, el incremento de los días a mercado, el aumento de animales retrasados, el aumento en el porcentaje de cerdos de segunda y la disminución en la rentabilidad. Dentro de los agentes que forman parte del CRP encontramos virus y bacterias (Tabla 1).

Todos los agentes primarios son capaces de instalarse y provocar lesiones en el tracto respiratorio de los animales susceptibles por sí mismos. Por otra parte, los agentes secundarios necesitan la acción de un agente primario para co-infectar al hospedero; se les encuentra normalmente como saprofitos en el epitelio respiratorio y solo pueden causar daño cuando existe un proceso patológico previo. Actuando de manera menos evidente, pero de forma continua encontramos a los factores medioambientales y de manejo tales como temperatura, humedad, ventilación, polvo, hacinamiento, concentraciones de gases (amoniaco, CO2, metano, etc.) y mezclas entre animales de diferentes edades.

TRANSMISIÓN Y SIGNOS CLÍNICOS

La mayoría de los agentes del CRP son transmitidos vía aerosoles y/o contacto directo de manera horizontal (cerdo-cerdo) y vertical (madre-lechón); la saliva y las secreciones nasales son los medios más comunes. La signología clínica puede variar dependiendo de la severidad del cuadro y de los agentes que se encuentren implicados; los signos clínicos incluyen fiebre, anorexia, disnea, polipnea, animales letárgicos y tos. Un método comúnmente utilizado en medicina de poblaciones para determinar el grado de severidad de la presentación del CRP es el índice de tos, el cual se determina con el porcentaje de animales con tos dentro de una población (Tabla 2).

CONTROL Y TRATAMIENTO

Identificación de infecciones concurrentes específicas de la granja o sistema. Implementación de programas de vacunación específicos contra agentes primarios. Tratamientos específicos contra los agentes secundarios partícipes en el flujo. Sistemas de producción “Todo Dentro – Todo Fuera”. Limpieza y desinfección de las instalaciones, previas a la introducción de animales. Bienestar animal (ventilación, reacomodos por tamaño, densidad de población adecuada para la edad y peso, control de la temperatura ambiental, enriquecimiento ambiental, alimento y agua a libre acceso).

PRRSv
pleca1

El virus de PRRS es enzoótico en casi todas las áreas de producción porcina del mundo y sigue siendo una de las amenazas económicas más significativas de la porcicultura. El impacto anual en EE.UU. se estima en $8,213 millones de pesos*, $222 millones de pesos* por día en pérdidas relacionadas con la producción, a lo cual se agregan otros 5,070 millones de pesos* en costos de veterinaria, bioseguridad y otros relacionados con el brote, llegando a más de $12,000 millones de pesos*. Este virus afecta tanto al cerdo en destete como en crecimiento, ocasionando abortos, mortinatos, infertilidad y nacimiento de cerdos débiles en hembras multíparas y primíparas, retrasos en crecimiento, aumento de infecciones virales y/o bacterianas secundarias, e incremento de la mortalidad en cerdos en crecimiento. Se considera que las infecciones por PRRS disminuyen el número a la venta de cerdos cada año en los EE.UU. en 9.9 millones de animales3. El virus del PRRS también predispone a los cerdos jóvenes a infecciones secundarias —por ejemplo, con Streptococcus suis. Un signo típico, pero que no se observa con frecuencia, son las “orejas azules”.

En los lechones recién nacidos, otro signo clásico es el sangrado en los cordones umbilicales, debido a arteritis. Se ha utilizado el cierre del hato como un medio ya sea para eliminar el virus del PRRS o simplemente para estabilizar la granja y producir cerdos en periodo de destete que son negativos por la prueba de PCR. En las áreas densamente pobladas de cerdos con un alta prevalencia de virus del PRRS, la probabilidad de reinfección es alta, haciendo de los brotes un problema frecuente. El agente etiológico del PRRS es el virus del síndrome reproductivo y respiratorio porcino (PRRSv), un virus envuelto monocatenario que pertenece a la familia de virus Arteriviridae.

Las cepas de PRRSv se dividen en dos tipos distintos:

  • Europea (también denominada Tipo 1)
  • Americana (también denominada Tipo 2)

Aunque son serológicamente y genéticamente distintos, ambos tipos de PRRSv circulan a nivel mundial y ambos causan las mismas condiciones de enfermedad. Una gran variación en las posibilidades genómicas virales contribuye al desarrollo de nuevas variedades y complica los esfuerzos de control.

Históricamente, la eficacia de las vacunas contra el PRRS ha sido inconsistente, en gran medida porque existe una protección cruzada limitada entre cepas del virus. Además, los animales vacunados con vacunas vivas modificadas diseminan el virus vacunal, lo cual puede complicar el diagnóstico diferencial entre el virus de la vacuna y virus de campo, a través de virología y serología.4 A pesar de esto, se ha demostrado que el uso de vacunas en cerdos en crecimiento tiende a disminuir los efectos perjudiciales ocasionados por virus de campo, así como a reducir la probabilidad de que esos virus de campo se muevan de un sitio a otro.

El PRRSv se replica principalmente en los macrófagos alveolares destruyéndolos y poniendo en serio peligro a este componente del sistema inmune del cerdo; ya que los macrófagos desempeñan un papel fundamental en el establecimiento de la inmunidad específica. Las investigaciones subsecuentes han demostrado que el PRRSv también inhibe la producción de interferón por parte de los macrófagos infectados, con lo cual se afecta aún más la capacidad del cerdo de responder a la infección.5, 6 Debido a los efectos de inmunomodulación del PRRSv, la severidad de las enfermedades causadas por otros patógenos del cerdo (virus, bacterias, Mycoplasma spp.) con frecuencia se magnifica.7

M.HYO
pleca2

Mycoplasma hyopneumoniae sigue siendo un patógeno importante en las explotaciones porcinas y componente central del Complejo Respiratorio Porcino (CRP). Numerosos estudios han demostrado que el control de M.hyo es crítico para el control del CRP y del Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRSv). M.hyo está prácticamente en todas las explotaciones porcinas del mundo de forma crónica, que se caracteriza por alta morbilidad y baja mortalidad.

Epidemiología: se transmite por contacto directo de nariz a nariz, por aerosoles (hasta 3 kilometros), tiene un periodo de incubación de 10 a 16 días. Produce una cilioestasis así como una destrucción de cilios. Provoca una interferencia con la remoción bacteriana, causa inmunosupresión e índice de la exacerbación como de infecciones por agentes secundarios como P. multocida o A. Pleuropneumoniae (Straw et al, 1999).

PCV2
pleca3

La circovirosis porcina fue descrita inicialmente en Canadá en 1991. Esta enfermedad es un proceso clínico ocasionado por el Circovirus Porcino tipo 2 (PVC2, por sus siglas en inglés) que afecta a los cerdos en las etapas de desarrollo y engorda, generando un retraso en el crecimiento de al menos un 4 porciento; mortalidades del 10 hasta 40 porciento y, por ende, daños económicos considerables en la industria porcina a nivel mundial.8 El PCV2 es un virus que ha sido asociado con enfermedades de la piel, sistema respiratorio, tractos gastrointestinal y reproductivo de los cerdos. Se trasmite fácilmente por vía oro-nasal, por contacto directo entre los cerdos, a través del semen y por medio de las heces. En caso de enfermedad, todos los cerdos en un hato se infectarán rápidamente.

Tabla 1. Agentes primarios y secundarios que conforman el CRP
Tabla 2
IMPORTANCIA DE ANTICUERPOS MATERNOS

Se suele asumir que la eficacia de un programa de control de PCV2 radica en el efecto protectivo de los anticuerpos anti-PCV2, mismos que pueden ser adquiridos pasivamente vacunando a las cerdas o inducidos activamente vacunando a los lechones. La inmnunidad pasiva se puede ver influenciada por varios factores y por ende la capacidad de respuesta del lechón al momento de tener contacto con el virus de PCV2. Algunos de esto factores son:

  • Cantidad y calidad de calostro producido por la madre
  • Cantidad y calidad de calostro ingerido por el lechón
  • El grado de protección que realmente confieren los anticuerpos maternos contra la enfermedad

Actualmente no existe un criterio general en la industria porcina que con exactitud hable acerca de los Anticuerpos Derivados de la Madre (MDA, por sus siglas en inglés), de la protección que confieren o de la posible interferencia que generan sobre la protección inducida activamente por una vacunación contra PCV2.9

De acuerdo con J. Ségales y el Dr. Hesse (2011) los altos niveles de MDA pueden interferir con la seroconversión activa tras una vacunación contra PCV2.10 La posibilidad de esta interferencia puede depender de los títulos de anticuerpos que los lechones tengan al momento de la vacunación; por lo que es importante tener en cuenta que la variabilidad de dichos títulos en una población depende de la variabilidad de los títulos de PCV2 de las madres.

Considerando lo anterior, una vacunación contra PCV2 a lechones con altos niveles de MDA podría tener una respuesta limitada o nula en la seroconversión activa; impactando así en la capacidad de respuesta inmune del lechón al momento de que éste tiene contacto con el virus de PCV2.

Aunque todas las vacunas comerciales han demostrado ser eficaces en cuanto al control de la enfermedad, el efecto de altos niveles de MDA y la posible interferencia que pueden generar al momento de la vacunación está teniendo mucha relevancia en cuanto al mejor desempeño de las vacunas contra PCV2; ya que una cosa es superar la inmunidad materna y otra es saber si se obtiene el máximo beneficio de protección de dichas vacunas.10

FUENTES
  1. Eileen L Thacker. 2008. Proceedings, The 15th congress of FAVA, en I. Bochev.
  2. I Bochev. 2007. Porcine Respiratory Disease Complex (PRDC): A REVIEW. I: ETIOLOGY, EPIDEMIOLOGY, CLINICAL FORMS AND PATHOANATOMICAL FEATURES. Bulgarian Journal of Veterinary Medicine, 10, No 3, 131-146.
  3. Cunningham C. Pork 2011. Checkoff study: PRRS costs industry $664 million annually [Pork Checkoff online news release]. August 17, 2011. Available at: http://www.pork.org/News/1265/PRRSCostsIndustry664Million.aspx. Accessed November 1, 2011.
  4. Zimmerman J, et al. In: Diseases of Swine. 9th ed. Ames, Iowa: Blackwell Publishing Professional; 2006:387– 418.
  5. Albina E, et al. 1998. Interferon-alpha response to swine arterivirus (PoAV), the porcine reproductive and respiratory syndrome virus. J Interferon Cytokine Res, 18:485–490.
  6. Song C, et al. 2010. Nonstructural protein 1a subunit-based inhibition of NF-KB activation and suppression of interferon-b production by porcine reproductive and respiratory syndrome virus. Virology, 407:268–280.
  7. Halbur PG. 2009. “PRRS Plus”—PRRS virus infection in combination with other agents. In: Fact Sheet Pork Information Gateway, PRRS Compendium Producer Edition.
  8. Ségales, J. 2006. Interacción con el Circovirus tipo 2 y interacción con el sistema Inmunitario. Porcicultura.com.
  9. Neuberger, D. 2011. Maternal Derived Antibody (MDA) interference with PCV2 vaccination. ¬¬Boletin Pfizer 201.
  10. Ségales,J. 2011. “Circovirosis Porcina” , Universidad Autónoma de Barcelona, porcicultura.

* Considerando un tipo de cambio de $12.37 pesos por dólar, vigente en 2011, fecha de publicación del com.

Fostera PRRS
Comienza una Nueva Era en Prevención Contra PRRS
EXCRECIÓN Y TRANSMISIÓN DEL VIRUS DE LA VACUNA POR CERDOS VACUNADOS

El virus de la vacuna puede ser eliminado y transmitido a otras poblaciones de cerdos que están en contacto directo o indirecto con cerdos vacunados. La duración de la transmisión potencial del virus de la vacuna puede variar. Los cerdos no vacunados en contacto con cerdos vacunados con Fostera® PRRS, pueden seroconvertir al virus de la vacuna. Está contraindicado el uso de la vacuna en hatos destinados a permanecer seronegativos al virus de PRRS. Está contraindicada la introducción de cerdos vacunados a hatos destinados a permanecer negativos.

Imagen 3
Fostera® PRRS, Reg. SAGARPA B-1196-247. Zoetis México, S. de R.L. de C.V., Paseo de los Tamarindos No. 60 Planta Baja, Colonia Bosques de las Lomas, México, D.F., C.P. 05120
FOSTERA® PRRS

Fórmula: Cada dosis contiene Virus Vivos Modificados de la Enfermedad de PRRS cepa P129.

Indicaciones: Rehidratar asépticamente la fracción liofilizada con el diluente estéril provisto, agitar bien y administrar 2 mL por vía intramuscular a cerdos de 1 día de edad o mayores.

Presentación: Frasco con 50 dosis de vacuna, rehidratar con frasco con 100 mL de diluente estéril.

Para uso en: Cerdos.

Figura 1
EL PAPEL DE LA VACUNACIÓN EN EL CONTROL DE PRRS


Más que intentar erradicar el PRRS de sus instalaciones, algunos productores optan por minimizar los efectos clínicos de la enfermedad. La clave para el éxito de este enfoque es aclimatar de manera repetida a los animales de reemplazo a las cepas residentes de PRRSV. Adicionalmente, debe mantenerse el flujo todo dentro-todo fuera de cerdos.

Se ha demostrado que el uso de la vacuna de PRRS en cerdos en crecimiento tiende a disminuir los efectos perjudiciales de los virus de campo, mejoran el desempeño productivo de los animales y reducen la cantidad de virus de campo en un área, disminuyendo la probabilidad de que esos virus de campo se muevan de un sitio a otro.

Imagen 1
Figura 2
LA INNOVACIÓN DETRÁS DE LA VACUNA

Antes de la introducción de Fostera® PRRS, el principal obstáculo para el desarrollo de nuevas vacunas contra el virus del PRRS fue la disponibilidad limitada de opciones para el cultivo del virus en un ambiente de laboratorio. Esto se debe a que el virus de PRRS tiene un tropismo muy específico hacia los macrófagos alveolares porcinos (PAM).1 Las células PAM continuas no fueron adecuadas para el cultivo del virus, ya que al ser inmortalizadas perdieron una molecula crítica en la superficie celular conocida como CD163, que es el receptor celular para el virus.2 Por lo anterior, se generó una línea celular establecida en riñón de mono para la producción masiva de vacunas comerciales, la patente de éste método limitó el avance en esta área de la investigación.

Sin embargo, el Departamento de Investigación y Desarollo de Zoetis descubrió un método innovador para convertir las células del virus de PRRS no permisivo a virus de PRRS permisivo; esto se logró insertando el gen único CD163 en células pequeñas no simiiformes (células de riñón de hámster bebé). Este descubrimiento permitió la propagación del virus sobre una diferente línea celular. La línea celular utilizada en la producción de Fostera® PRRS es extraída de células de riñón de hámster bebé (BHK) (CD163+).

La cepa P129 del virus de PRRS utilizado para la producción de la vacuna, se adquirió de la Universidad de Purdue por parte de Pfizer en 1995. A partir de entonces, la cepa P129 se atenuó en Zoetis según se ilustra en la Figura 1. Por lo que el virus nunca se cultivó en una línea celular simiiforme o derivada de simiiforme.

Figura 3
FOSTERA® PRRS

Primera vacuna contra PRRS que obtiene la indicación en etiqueta de prevención de la enfermedad respiratoria causada por el virus de PRRS. Nivel de protección 3, de acuerdo a los parámetros establecidos por la USDA- APHIS (United States Department of Agriculture- Animal and Plant Health Inspection Services).

Ha sido demostrada una duración de la inmunidad de 24 semanas.

Está indicada para la vacunación de cerdos sanos a partir del día de edad, para ayudar en la prevención de enfermedad respiratoria ocasionada por el virus de síndrome reproductivo y respiratorio porcino americano (tipo 2).

Imagen 2
Figura 4
EFICACIA

Se realizó un estudio de desafío con 48 cerdos sanos de aproximadamente 3 semanas de edad, se asignaron de manera aleatoria para un grupo placebo (24 cerdos) o vacunado (24 cerdos). El grupo de vacunación recibió una dosis de 2 ml intramuscular de Fostera® PRRS. El grupo placebo recibió una dosis de 2 ml del diluyente de la vacuna. Ambos grupos fueron sometidos a un desafío de manera intramuscular e intranasal con el virus del PRRS virulento, heterólogo (cepa de desafio NADC20) aproximadamente 4 semanas (27 días) después de la vacunación. Se les realizó la necropsia 12 días después del desafío para medir el porcentaje de daño pulmonar y por otro lado también se observó la signología clínica respiratoria.

RESULTADOS

Los cerdos vacunados con Fostera® PRRS mostraron un 83% menos de lesiones en pulmón3(Figura 2), así como reducción considerable en el porcentaje de cerdos con signología clínica respiratoria (Figura 3).

EN MÉXICO

Pruebas en México han demostrado mejoras en parámetros productivos como el porcentaje de animales de primera y porcentaje de animales de segunda (Figura 4) en cerdos vacunados con Fostera® PRRS, comparados con animales vacunados con otra vacuna comercial.4, 5, 6

Fuentes
  • Duan X, et al. The effect of origin, differentiation and activation status of porcine monocytes/macrophages on their susceptibility to PRRSV infection. Arch Virology. 1997;142:2483–2497.
  • Calvert JG, et al. CD163 expression confers susceptibility to porcine reproductive and respiratory syndrome viruses. Journal Virology. 2007;81:7371–7379.
  • Datos en archivo, Reporte de Estudio No. 3127R-60-10-890, Pfizer Inc.
  • Jaime, J.A., et al. 2014. Desempeño en campo de dos vacunas de virus vivo modificado + una vacuna autógona inactivada contra PRRS en cerdos de engorda. Boletin Técnico Zoetis Actualizaciones Técnicas, 01-0814-001.
  • Jaime, J.A., et al. 2014. Comparativo Productivo entre Animales Vacunados con Fostera PRRS y animales no vacunados. Boletin Técnico Zoetis Actualizaciones Técnicas, 01- 0814-002.
  • Jaime, J.A., et al. 2014. Desempeño de dos vacunas de virus vivo modificado contra PRRS en cerdos de engorda. Boletin Técnico Zoetis Actualizaciones Técnicas, 01-0814-003.
Fostera PCV
IMPORTANCIA DE LOS PROGRAMAS DE VACUNACIÓN


La vacunación contra el Circovirus Porcino tipo 2 (PCV2 por sus siglas en inglés) ha demostrado ser muy eficaz. Sin embargo, aún quedan algunas dudas sobre si se está obteniendo el máximo beneficio de los programas de vacunación, ya que la presentación de la enfermedad sub-clínica (y en algunos casos clínica – asociada a otras enfermedades) es cada vez más tardía, presentándose la infección a partir de las 16 semanas de vida. Adicionalmente, de acuerdo con J. Ségales y el Dr. Hesse (2011) los altos niveles de anticuerpos maternos pueden interferir con la seroconversión activa tras una vacunación contra PCV2; la posibilidad de esta interferencia puede depender de los títulos de anticuerpos que los lechones tengan al momento de la vacunación, esto depende de la variabilidad de los títulos de PCV2 de las madres. Por lo anterior, que se vuelve clave elegir el programa correcto en el momento correcto que proporcione una mayor duración de la inmunidad y contribuya a la reducción de la viremia por PCV2.

Los protocolos de vacunación con una o dos aplicaciones han probado ser capaces de reducir efectivamente la viremia y la lesión linfoide (Opressing, et.al. 2010); el racional para implementar una u otra estrategia debe basarse en las necesidades y los retos sanitarios presentes en la granja.

Con el apoyo de reconocidos asesores, Zoetis ha identificado los criterios a considerar para diseñar e implementar el programa correcto en el momento correcto, a través acciones claves entre el responsable de la granja y el departamento técnico de Zoetis, tales como:

  • Auditorias en granja, para determinar el estatus sanitario de la granja.
  • Establecer los criterios para implementar un programa con Fostera® PCV.
  • Protocolos de muestreo y diagnóstico de laboratorio para determinar el patrón de infección de las principales enfermedades que puedan alterar el desempeño del programa.
Pleca 1
Imagen 3
Fostera® PCV, Reg. SAGARPA B-1196-115. Zoetis México, S. de R.L. de C.V., Paseo de los Tamarindos No. 60 Planta Baja, Colonia Bosques de las Lomas, México, D.F., C.P. 05120.
Figura 1
Figura 1. Quimera PCV 1-2
 El virus Quimérico PCV 1-2 contiene el gen ORF-2 del PCV2 y el gen ORF-1 del PCV1. El gen ORF 2 codifica para la cubierta del virus y el gen ORF-1 codifica para la replicación.
FOSTERA® PCV

Es una vacuna inactivada de circovirus porcino con una formulación exclusiva a base de una quimera, es decir, una combinación NO patógena del PCV1 con el PCV2.

PCV 1-2 parece PCV2 enfrente del sistema inmune del cerdo pero actúa como PCV1, es decir, no es patógeno para los cerdos y sí provoca que se desarrolle una respuesta inmune protectiva.

EFECTIVIDAD

Se realizó un estudio comparando los protocolos de una y dos aplicaciones de Fostera® PCV contra dos vacunas comerciales utilizadas de acuerdo a los protocolos indicados en la etiqueta de cada una.3 El estudio incluyó 400 lechones destetados (198 machos castrados, 202 cerdas jóvenes) de aproximadamente 20 días de edad. A la tercera semana de vida (día 0 del estudio) y a la sexta semana de vida (día 21 del estudio) los lechones de cada grupo recibieron la vacunación como se muestra en la Figura 2.

Figura 2

El día 42 del estudio (9 semanas de edad), cada cerdo fue desafiado a través de la vía intramuscular (IM) e intranasal (IN) con suero recabado de cerdos SPF infectados con PCV2. Se midió la capacidad de prevenir la viremia, la cantidad de virus en excretado vía fecal y el desempeño en la etapa de crecimiento-engorda bajo un desafío virulento de PCV2.

Los resultados de este estudio mostraron que los grupos vacunados con Fostera® PCV, al igual que los grupos vacunados con otras vacunas comerciales, experimentaron un número mucho menor de días con viremia activa (Figura 3) y en el nivel de viremia (Figura 4), en comparación con el grupo control.

La intensidad de la viremia experimentada por los distintos grupos de tratamiento se resume en la Figura 5. Todos los grupos vacunados demostraron títulos virémicos significativamente menores (P < 0.05) que los controles no-vacunados, indicando que cada vacuna proporcionó cierto grado de reducción de la viremia. Tanto el grupo con una sola dosis, como el de 2 aplicaciones de Fostera® PCV demostraron un excelente control de la viremia.

Figura 3
Comparado con vacuna comercial
Figura 4
Dos aplicaciones de fostera PCV redujeron la excrecion fecal a cero en el dia 147
Figura 5

Notablemente, en los días 84 y 147, ambos grupos con Fostera® PCV así como el grupo con vacuna comercial 1 generaron importantes reducciones (P < 0.05) en el título de viremia en comparación con el grupo con vacuna comercial 2. Lo anterior es relevante, tomando en cuenta que los cerdos virémicos pueden estar inmunocomprometidos y ser más susceptibles a otras enfermedades, como PRRSV, M. hyo e influenza.4

FOSTERA® PCV
  • Es la vacuna en el mercado con mejor eficacia probada en reducción de la viremia causada por PCV2 con UNA sola aplicación de 2 ml.
  • Ofrece un protocolo flexible ya que puede aplicarse una dosis de 2mL o dos aplicaciones de 1 ml (con un intervalo de tres semanas entre aplicaciones), para adaptarse a las necesidades de su granja.
  • Es una vacuna efectiva para prevenir el circovirus porcino.
  • Tiene una duración de la inmunidad de 16 semanas.

Fórmula: Suspensión inactivada de circovirus quimérico porcino -Cpcv 1-2. Contiene gentamicina y timerosal como conservadores.

Indicaciones: Indicado para la vacunación de cerdos sanos de 3 semanas de edad o mayores, como ayuda en la prevención de la viremia causada por el Circovirus porcino tipo 2 ( PCV2) y como ayuda en el control de la depleción linfoide causada por el PCV2.

Presentación: Frasco con 50 dosis y 250 dosis. Para uso en: Cerdos.

Fuentes
  1. Ségales. 2011. Circovirosis Porcina. Universidad Autónoma de Barcelona porcicultura. com.
  2. Opressning, et. al. 2010. Comparison of the effectiveness of passive (dam) versus active (piglet). Congreso AASV.
  3. Información en archivo. Estudio No. 11ORBIO02, Zoetis® Inc..
  4. Harms PA, Sorden SD, Halbur PG, et al. Experimental reproduction of severe disease in CD/CD pigs concurrently infected with type 2 porcine circovirus and porcine reproductive and respiratory syndrome virus. Vet Pathol 2001. 38:528-539.
Repisure ONE

La bacterina contra Mycoplasma hyopneumoniae número uno de venta en México.*

La vacunación temprana ayuda a reducir la ventana de susceptibilidad a neumonía enzootica que puede resultar cuando la vacunación se pospone hasta el destete. Mycoplasma hyopneumoniae (Mhyo) en su forma crónica infecta más del 80% de los cerdos en todo el mundo,1, 2 lo que resulta en una reducción de la ganancia diaria de peso y de eficiencia alimenticia.

RespiSure ONE® es la única vacuna en México recomendada para vacunación temprana en lechones de un día de edad.

Mas de cuarenta millones de cerdos vacunados en mexico
Repisure One
RespiSure One®. Registro SAGARPA B-1196-146. Zoetis México, S. de R.L. de C.V. Paseo de los Tamarindos No. 60 Planta Baja, Colonia Bosques de las Lomas. México, D.F., C.P. 05120.
¿POR QUÉ VACUNAR TEMPRANO?

Los cerdos se infectan con M. hyo en las primeras semanas de vida.3,4 El resto de los cerdos no infectados se infectará después del destete5 por cerdos infectados.

En una prueba de eficacia,6 los cerdos se vacunaron con RespiSure ONE® al día de edad y fueron desafiados a las dos semanas de vida con M. hyo. Los cerdos vacunados, comparados con el grupo control, tuvieron:

  • Reducción significativa de lesiones pulmonares, 88% menos que el grupo control (Figura 1).
  • Un promedio significativamente menor en la concentración de M. hyo en pulmones medidos a través de PCR (Figura 2).
  • Una reducción significativa en los niveles de excreción (Figura 3).
  • Previene de manera efectiva la neumonía causada por M. hyo.
  • Contiene Amphigen® (adyuvante exclusivo de Zoetis®), por lo que genera inmunidad tanto humoral como local y celular.
  • RespiSure ONE® proporciona una protección segura desde una edad muy temprana y hasta el sacrificio: menos trabajo, menos estrés en los animales.
  • Una sóla dosis de 2 ml en cerdos de tres a ocho días de edad genera inmunidad en dos semanas, con una duración de 25 semanas.7
  • Eficaz en presencia de anticuerpos maternos.
ADEMÁS:
  • Ayuda a reducir la excreción de M. hyo.
  • Ayuda a reducir la colonización por M. hyo.
  • Ayuda en la prevención de M. hyo.
  • RespiSure ONE® tiene la etiqueta más flexible del mercado:
Se puede aplicar al dia de edad
Figura 1
Figura 2
Figura 3

Fórmula: Respisure ONE® es una preparación líquida de un cultivo de células enteras de M.hyo, químicamente inactivadas, asociadas con el adyuvante oleoso exclusivo Amphigen®, destinado a fomentar y prolongar la respuesta inmune sin causar daño tisular detectable en el sitio de inyección y con facilidad de administración.

Indicaciones: Para la vacunación de cerdos sanos de un día de edad o mayores.

Para uso en: Cerdos, lechones y cerdas gestantes.

Presentaciones: Frasco de 100 ml con 50 dosis y frasco de 500 ml con 250 dosis.


Fuentes:
  1. Ross, RF. Mycoplasmal diseases. InStraw BE, Dállaires S, Mengeling WL, Taylor DJ, eds. Deseases of Swine. 8th ed. Ames, Iowa. Iowa State University Press. 1999:495-510.
  2. Done, S. Enzootic Pneumonia (mycoplasmosis) revisited. J. Pig Vet Soc. 1996; 38: 40-61.
  3. Fano, Pijoan et al. Effect of Mycoplasma hyopneumoniae colonization at weaning on disease severity ingrowing pigs. Can J Vet Res. 2007; 71:195-200.
  4. Sibila, Nofrarias et al. Exploratory field study of Mycoplasma hyopneumoniae infection in suckling pigs. Vet Microbio. 2007; 121:352-356.
respisure_pcv

La elección correcta + el momento correcto = Máximo control del CRP

Porcicultores han adoptado programas de salud que incluyen la vacunación contra circovirus porcino tipo 2 (PCV2 por sus siglas en inglés) y Mycoplasma hyopneumoniae (Mhyo) de manera regular, dado que estos patógenos pueden generar un significativo daño financiero en animales provenientes de camadas no protegidas. Aunque la vacunación por separado para cada uno de estos patógenos ha sido históricamente la norma, recientemente vacunas combinadas conteniendo ambos antígenos se encuentran disponibles en el mercado.

Ésta es una evolución lógica que potencialmente reduce horas de trabajo y estrés en los animales. Sin embargo, la toma de decisiones para definir estos calendarios de vacunación tiene que ser multifactorial, considerando las condiciones sanitarias y requerimientos particulares de cada granja.

texto
COMPATIBILIDAD DE LOS ANTÍGENOS

Un problema básico en el desarrollo de una vacuna combinada de PCV2 y M.hyo es la potencial incompatibilidad de los antígenos de M.hyo que crecen en el suero porcino y los antígenos de PCV2 cuando se combinan. Específicamente, unir los anticuerpos del suero porcino a los antígenos de PCV2 puede crear problemas con la potencia del antígeno.

El suero porcino es un componente crítico para el medio de crecimiento de M.hyo y es usado en la producción comercial de bacterinas de M.hyo. Como consecuencia, proteínas del suero están normalmente presentes en dichos productos. Sin embargo, el suero porcino contiene una amplia variedad de anticuerpos con especificidad para muchos antígenos, incluyendo PCV2. Desafortunadamente, cuando se combinan los antígenos de PCV2 en una vacuna doble, los anticuerpos de PCV2 en la fracción de M.hyo se pueden unir a los antígenos vacunales de PCV2, potencialmente impactando la potencia e interfiriendo con la habilidad de detectar y medir los antígenos de PCV2 enensayos convencionales de control de calidad (Figura 1).

Figura 1

Fuente

*Kleffman reporte a marzo 2014.

Referencia: Gregory, N. 2014. Fostera PCV MH: A New Vaccine Built from the Ground Up. En memorias del seminario científico de Zoetis “PVC2 and Mhyo: Current Perspectives and New Solutions”, durante el 23vo congreso IPVS en Cancún, Mexico.

CALENDARIOS DE VACUNACIÓN
1
2
Repisure One + Fostera PCV
Fostera® PCV, Reg. SAGARPA B-1196-115. RespiSure One®. Registro SAGARPA B-1196-146. USO VETERINARIO. Zoetis México, S. de R.L. de C.V., Paseo de los Tamarindos No. 60 Planta Baja, Colonia Bosques de las Lomas, México, D.F., C.P. 05120.